Tarjeta de la Juventud


Crear una Credencial de uso para jóvenes como un medio facilitador para la obtención de bienes y servicios y, acceder a programas de crédito, deporte, recreación, turismo y cultura. (Acorde al art. 33 de la Ley de Juventud).

Uno de los más graves problemas que enfrentan muchos jóvenes para mantenerse en el sistema educativo es el de cancelar a diario su transporte y en este sentido el Estado no hace ningún aporte. Con la implementación de la Tarjeta de la Juventud podría subsidiarse o costearse por completo su transporte garantizando al estancia en el sistema educativo del joven.

De igual forma, el acceso a la Internet suele ser para muchos jóvenes un servicio costoso fuera de su alcance. Con la Tarjeta de la Juventud, el joven tendría la facilidad de acceder a esta tecnología previo acuerdo entre la administración distrital y establecimientos prestadores del servicio.

Otro ejemplo claro en el que la Tarjeta de la Juventud sería de utilidad para el joven es el acceso a programas de recreación en establecimientos comerciales, agencias de turismo y cajas de compensación. Previo acuerdo con el Estado, estas empresas prestadoras servicios de recreación ofrecerían programas con buenos descuentos.

Los anteriores son simples ejemplos en los que este recurso podría mejorar satisfactoriamente la calidad de vida de muchos jóvenes necesitados en la ciudad.

Este recurso está completamente legislado y autorizado por el gobierno nacional en la Ley de la Juventud (Ley 375 de 1997 en su artículo 50 literal b); sin embargo, ha faltado voluntad política y trabajo en torno a este recurso para implementar este beneficioso recurso.

Esta propuesta, también está acorde al artículo 33 de la Ley de la Juventud en la que se menciona el derecho de los jóvenes a acceder a programas de vivienda, empleo y créditos, y esta propuesta de la Tarjeta de la Juventud sería el medio idóneo para hacer valer el derecho antes mencionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada